¿Cómo vivir en Amor?

Todos los días es un día hermoso para dar y recibir amor, apreciar al amigo y al compañero. Cada día podría convertirse en una oportunidad de crear un espacio de Amor para alguien. Pero, ¿qué sucede con los demás 364 días del año? 

¿Porqué entonces si es algo de lo mas importante sólo lo celebramos un día al año?, ¿cuál es la razón por a cuál no celebramos todos los días el dar y apreciar al otro?, ¿cómo sería tu día si lo dedicarás a agradecer y apreciar a todo ser querido?

Normalmente no los vivimos de la misma intensidad y con la misma pasión. Como si por dar amor un día, dar regalos y atenciones, esto pudiera compensar los demás días donde se nos olvida que el amor esta siempre ahí para ser dado y expresado.

Cuantas veces se nos pasa el expresar lo que realmente sentimos hacia el otro para darnos cuenta que luego llega a ser muy tarde, y todo por miedo, pero entonces porque vivimos constantemente en miedo.

Me acuerdo las maneras que aprendi en como dar y recibir amor. El amor al cual yo estaba acostumbrado era condicionado y muy limitado. En la familia, las amistades y con cualquier persona con la que me topaba.

Mi padre me daba amor cuando sacaba buenas calificaciones o lograba algo importante en los deportes. Pero si no era así, entonces recibía lo contrario, castigos, regaños, rechazo. Esto es un ejemplo de cómo vamos aprendiendo lo que «según» es el Amor, lo aprendemos de la sociedad, de la familia, de los amigos…

Cada vez me intrigaba más en descubrir el Amor, ese sentimiento escondido detrás de todo apego y necesidad.

En mi cabeza no podía dejar de pensar y cuestionarme: «¿qué es el amor? ¿porqué tengo que hacer méritos para conseguirlo?»

Este diálogo interno me hacía pensar muchas cosas, le daba significado a mis sentimientos y a mis acciones, ya que el amor que conocí significa que no soy merecedor de amor.

Este es un ejemplo de tantos en como es la vida alrededor del amor. Esto se vio reflejado en otras áreas de mi vida, por estar buscando el amor fuera de mi mismo. Me perdí a mi mismo tratando de satisfacer a todos para poder ser aceptado, reconocido y amado. Con mis amistades, llegué a tener tantas máscaras en diferentes nichos sociales que se me olvido por completo quién era YO, ¿y todo para qué?, para verme desesperado en encontrar y no perder ese amor que según encontré fuera de mí. 

Este tipo de amor sentimental, pasional, carnal y arcaico va siendo vivido e interpretado por todo tipo de conclusiones mentales y de diferentes maneras.

Aprendemos un amor tan limitado, que pasamos la vida entera buscándolo y recreando las situaciones que nos dan este sentimiento tan bajo y tan hueco que, se nos olvido el Amor desde del cual fuimos creados.

Un lugar con tanto Amor, tan puro y tan extenso, que al perdernos en la inconsciencia de la separación de éste, un sentimiento de abandono remplazó la fuente de todo Amor.

Aprendimos y escuchamos que el amor duele, que si queremos demostrar el amor al otro hay que racionarlo, como si fueran migajas de experiencia, tenemos que dar condicionalmente y recibir lo que merecemos.

Con el paso del tiempo, tuvimos que protegernos por miedo a ser heridos, a ser lastimados. Esto hace que vayamos creando barreras y muros dentro de nosotros mismos por la posibilidad de que alguien o algún suceso pudiera herir nuestro interior. Y todo esta coraza se ha hecho por traiciones, por el abandono, por engaños, rechazos, juicios, insultos, insuficiencia, etc., que ciertas personas y circunstancias detonaron este tipo de experiencias.

Entonces qué sucede con ese amor que nosotros experimentábamos cuando éramos pequeños: Amor puro, incondicional, hermoso, abierto, sin miedos, sin ataduras, sin apegos.

Si volteas a ver tu pasado, verás que, de pequeños éramos y reflejábamos Amor puro e incondicional. Dentro de cada uno de nosotros esta la verdad que somos seres de amor.

Imagínate como se sentiría una persona que es completa, que vive plena dentro y fuera de sí misma. ¿Cómo entonces sería la interacción de ésta persona con las demás personas y con el resto de seres?

El verdadero amor Ama, se entrega, no tiene miedo porque no necesita ni requiere nada de los demás, no tiene apegos porque es libre de expresión y de aceptación. La fuente de todo amor reside dentro de nosotros. No es un sentimiento que va y viene.

El Amor Es, siempre será, y lo sostiene todo. Pero hemos crecido y creído que esta fuera de nosotros y por lo tanto lo hemos almacenado en las personas y en las circunstancias, pensando que ahí esta una porción de lo que tanto queremos experimentar, que es, ser amado, ser reconocido, saber que valemos, que somos. Y al final del día, el deseo de amor más puro, es fundirnos en nuestro interior, reencontrarnos con la fuente. Rendirnos al amor infinito.

Créeme cuando te digo, no necesitas hacer nada para ser Amado, no necesitas ser alguien para recibir todo el amor que el universo tiene para ti, créeme que tu ya eres suficiente, ya eres merecedor, tú eres la fuente de todo amor, autosuficiente, auto perfecta.

Vé el amor que irradia el Sol, incondicional, nutre, da, expande, cálido, siempre presente, siempre atento, viendo por igual a todo.

Tu tienes este tipo de amor dentro de ti, ahora reconoce que tu eres ese amor, siempre lo has sido. Siempre lo serás. Salta a tu interior y encuéntrate completo. Y descubre por ti mismo lo que un amor de este tipo puede llegar a vivir. 

~Maghavat

Post Recomendados:

es Spanish
X
>