Conciencia en la Familia

Necesitamos conciencia en la familia y en los hijos, ya que estos serán los pilares del futuro .

En estos tiempos la falta de valores, la desconexión con el verdadero significado de la felicidad y en particular el bajo nivel de Conciencia, son las causas por las cuales existe el conflicto, el miedo y la confusión.

Los valores, la educación y las normas bajo las cuales se rige la humanidad, los vamos adquiriendo desde pequeños, sobre todo en el núcleo familiar. Lo integramos todo desde del ejemplo de nuestros padres, nuestros tíos y primos, de ahí nos vamos forjando y aprendiendo maneras de comportamiento en la escuela y en nuestros círculos sociales.

Este aprendizaje resulta en nuestra sociedad actual, con sus falsedades e insatisfacciones cada vez más agudizada. De ahí la importancia y la responsabilidad que tenemos como familia y sociedad para con las generaciones futuras; de ahí el concepto “hijos del futuro”.

Es vital que entendamos que todos, sin excepción, estamos nutriendo y creando nuestro futuro por adelantado. De alguna forma, nuestros hijos son nuestra cosecha, y ellos serán los responsables del futuro de todos nosotros.

¿A quién ven con admiración los niños? A nosotros, su familia; seguirán nuestros pasos como cual faro y pisarán sobre nuestras huellas.

El núcleo familiar en general está decayendo, las relaciones son conflictivas, huecas, sin sentido. Vivimos en constante lucha, en la no-aceptación y las relaciones no están basadas en amor. La ira, el odio, los celos, el miedo, la pasión, el deseo, …. son los resultados de una mente inconsciente e impura.

Aprendemos del ejemplo, aprendemos a pensar, aprendemos a apegarnos a las cosas, aprendemos a entrenar a la mente a que esté siempre distraída, aprendemos a relacionarnos de ego a ego. Todo es aprendido.

Nos enseñan que el dinero, el status, la posición socio-económica, las metas, la competencia, el materialismo, el conocimiento conceptual (datos), son lo más importantes y que ahí radica la felicidad y el amor.

Hoy, la familia y los hijos requieren algo más. Necesitamos transmitir conceptos, ideas, filosofías que ayuden a renacer y despertar al Ser. Necesitamos sabiduría, amor y libertad. Lo que la familia y los niños necesitan es reeducar sus mentes y sus corazones.

Tenemos que empezar a crear mentes libres, corazones completos.

De esta manera, éstos obtendrán mayor conciencia de sí mismos, se conocerán mejor, sabrán sus capacidades, podrán ver el mundo con ojos de amor, su inocencia no se perderá en la inconsciencia del diálogo interno.

Podremos desarrollarnos desde un equilibrio y fortaleza en cada área de nuestras vidas, experimentando serenidad, paciencia, sabiduría y amor. El mayor regalo que podemos darnos a nosotros como padres, hermanos y sociedad es reeducar nuestra mente; descubrir los valores Universales de la Conciencia.

 

Familia Feliz

Esta nueva visión y práctica serán el mayor regalo que le podremos ofrecer a nuestros hijos. Esto creará niños que en algún punto serán adultos, adultos plenos, fuertes de mente y conciencia, plenos, viviendo en amor e impactando el futuro de la humanidad, en base al ejemplo del reconocimiento de una vida en paz y gozo.

Por eso es importante encaminarnos al autodescubrimiento, enseñar a los niños a creer en ellos, brindarles herramientas que les permitan crecer en conciencia, que ayuden a otros niños a enseñarles a vivir en amor y en armonía.

Esta manera de ver impactará a ellos y a los demás.

Enseñarles a observar, a descubrir que no son mente, que la mente es una herramienta. Que el estado natural de su Ser es ver a todos por igual, que el amor y el respeto viene porque reconoces que todo ser que tienes frente a ti es una parte importante de ti mismo.

Que se permitan ser maravillados por la naturaleza, que la tecnología y las creencias sociales no nublen sus Mentes de una realidad mayor. Entonces la relación con el Presente, con la Plenitud será lo que gobierne sus vidas.

Dentro de todos nosotros está la felicidad, dentro de cada niño se encuentra la magia,. Hemos aprendido y enseñado que la felicidad y el amor se encuentran fuera de nosotros, como dije anteriormente, y eso es lo que ha ocasionando que se pierda todo.

Ahora es hora de que descubran su propia Conciencia, ya despierta, infinitamente sabia, juguetona, templada y radiante de amor.

Escuela de Padres

Imagínate a ti mismo, a tu familia y a tus hijos con estas bases, podrán enfrentar los retos que trae la vida desde una manera muy diferente, la violencia verbal y física podrán cambiar ya que nuestra visión y el acompañamiento hacia los demás vendrá de un entendimiento mayor de uno mismo para los demás.

Una persona o un ejemplo a seguir es alguien que muestra lo que es un Ser de amor, imparte y educa en base a la sabiduría que solo puede traer la Conciencia.

Mentes que se han dominado a sí mismas, que han encontrado la quietud y el silencio interno es el resultado de una mente que se permite observar todo sin identificarse ni adueñarse de ningún pensamiento.

Entonces la familia será un ejemplo para los demás, los niños podrán transitar su camino con valores universales, amor incondicional y la sabiduría de una mente clara y atenta.

Que mejor regalo para nosotros y para nuestros hijos, ser ejemplos de lo que anhelamos, de ahí el poder educarles y enseñarles lo maravillosos que son desde la sabiduría de la Conciencia, cultivando así un futuro mejor.

Es por eso que he creado una Escuela de Conciencia, para aquellas personas que desean ser la mejor versión para sus hijos y sean ejemplo en el que el hijo seguirá el ejemplo de sus padres.

Así es cómo se transformará el mundo.

~Maghavat

 

>