5/51 Valoración

Cómo mejorar el desempeño musical

En el año ’97, el profesor Gary McPherson del conservatorio de música Melbourne, llevó a cabo un estudio a 157 niños, el cual estaba programado para monitorear su desempeño a largo plazo en el entorno musical.

El estudio iniciaba justo antes de que ellos eligieran su primer instrumento musical, y a partir de ese momento se empezó a hacer un monitoreo de su progreso hasta el final de la Secundaria. Él estaba tratando de averiguar por qué algunos niños pueden llegar a hacerlo muy bien y otros no.

¿Seguramente será la cantidad de tiempo de práctica?

De hecho la respuesta no era tan simple como parece….

Algunos niños que practicaron durante muchas horas a la semana estaban siendo superados por otros que practican la misma cantidad e incluso algunos que practicaban menos.

McPherson miró la información de datos arrojada por parte del estudio, y se dispuso a analizar todas las posibilidades y a estudiar ramificaciones que éste proporcionaba. Durante un tiempo aún no podía lograr descifrar la razón por la cual los resultados eran de esta manera.

La respuesta vino después, hasta que puso atención a una pequeña pregunta que él le había pedido a los niños que respondieran justo ANTES de que comenzaran a aprender el instrumento elegido.

“¿Por cuánto tiempo crees que vas tocar este instrumento?»

 

La Evidencia

Aquí está la parte divertida …

Los niños que habían decidido que iban a convertirse en músicos (compromiso a largo plazo) superaron en resultados a los niños que se darían la oportunidad de tocar un instrumento por el lapso de un año (compromiso a corto plazo) en un 400%, y con la misma cantidad de tiempo de práctica.

Déjame decirlo de nuevo….

Los niños que han hecho un compromiso a largo plazo en su práctica, superaron en talento y en desempeño por mucho a los niños que no se comprometen, y esto hasta un 400%. También éstos superaron a los niños que hicieron un compromiso a corto plazo y aunque practicaban más.

Los niños comprometidos a largo plazo progresaron más rápido en 20 minutos de práctica por semana, que los niños que se comprometieron a corto plazo aunque éstos practicaran durante una hora y media diaria.

Cuando el compromiso a largo plazo combinado con habilidades prácticas regulares, el talento de algunos niños se pudo disparar hasta el cielo.

McPherson dijo:

«Las ideas que traen en la primera sesión es más importante que cualquier cosa que su maestro puede llegar a hacer o cualquier cantidad de práctica. Se trata de la percepción de uno mismo.

En algún momento, a temprana edad, tuvo que haber una experiencia que se cristalizó, una idea que se presentara en primer plano, que dice “seré un músico”.

Esa idea es como si fuera una bola de nieve, que inicia y empieza a rodar cuesta abajo «.

 

SI QUIERES DESCUBRIR LA MEJOR FORMA DE LIBERAR EL POTENCIAL ARTÍSTICO:

 

 

Post Recomendados:

5/51 Valoración
es Español
X
>