Un paso sencillo para evitar el estrés (2ª Parte)

 Tiempo Aproximado de Lectura: 17 min.

MAGHAVAT

Conferencista, Escritor y Maestro de Meditación.

NIVELES DEL ESTRÉS


A
pesar de haber hablado de los aspectos del estrés en la 1ª Parte. También hablaremos de los niveles dónde éste sucede. Iré profundizando en ellos para que puedas unir todos los puntos y te des cuenta que la consciencia es la herramienta más poderosa para evitar el estrés; al final todo cobrará sentido.

Empezaré de lo externo y luego me ire a lo interno. Ya después hablaré de otras cualidades y algunas características de lo que sucede en los subniveles (niveles más sutiles).

* Estrés Corporal

El cuerpo reacciona ante una situación estresante activando muchos mecanismos de protección en sí mismo. Esto hace que nuestro cerebro esté más alerta en esos instantes que lo normal. Como consecuencia nuestros músculos estarán tensos y nuestra respiración y el ritmo cardíaco aumentará.
Es de esta manera cómo el cuerpo nos ayudará a reaccionar ante alguna situación. Este punto es positivo, ya que el cuerpo buscará protegerse así mismo ante algún posible peligro.

El problema, a veces, es que el cuerpo no puede diferenciar entre realidad y fantasía. El cuerpo reacciona y actúa en base a la información que pasa por nuestra mente y que adquiere gracias a nuestros sentidos.
Hay estrés corporal que está sucediendo todo el tiempo y ni siquiera nos damos cuenta. Donde el cuerpo pareciera que está siempre alerta inclusive cuando no existe ningún peligro.

– Hay estudios que indican lo que acabo de decir. Un corredor profesional puede estar en una silla siendo monitoreado por doctores, a esta persona le pedirán que se imagine estar corriendo una carrera, y la actividad mental y corporal se mostrará como si de hecho estuviera sucediendo.

Por consiguiente, mucha gente que inconscientemente vive algún estrés internamente, su cuerpo está interpretando eso mismo como si fuera verdad. Por lo tanto el cuerpo está en modo alerta, como si tuviera que protegerse de algo

Entonces, ¿cómo quieres evitar el estrés, de éste tipo, si no hay consciencia de lo que sucede?

No me extraña que la mayoría de las personas viven estresadas, si el cuerpo vive alterado y constantemente en un estado de protección o ataque.

Uno de los mecanismos que el cuerpo tiene para sanar el estrés es el dormir y el punto donde se da un sueño profundo. Pero en realidad, el sueño ya no es suficiente para reparar y sanar todo lo que el cuerpo ha y sigue acumulando.

Cuando esto se sale de descontrol, los síntomas del estrés corporal son muchísimos, puede haber problemas de piel, dolor de cabeza, fatiga, presión alta, etc.

* La memoria celular

El cuerpo es una máquina muy compleja, tiene mecanismos de sanación que desconoce la mayoría de la gente. Una cualidad del cuerpo es la capacidad de almacenar memoria a nivel celular. Por ejemplo el aprender a tocar un instrumento y saberlo tocar en algún momento con naturalidad. Pero hay un pequeño inconveniente, que también el cuerpo almacena estrés de diferentes tipos en las células.

Para que te des una idea, si te rompes un tobillo, el cuerpo almacenará en su memoria celular dicho acontecimiento. Si no te cuidas o pasas por el proceso natural de sanación, el estrés se almacenará ahí tratando de sanarse a sí mismo activamente.

Es por esta razón que alguien que le haya pasado algo así, en climas fríos puede experimentar cierto dolor del estrés que sigue ahí guardado.

Como el cuerpo no se sanó completamente, éste sigue cargando estrés no resuelto.

Recuerda, que el cuerpo no tiene la capacidad de reconocer realidad o fantasía. Imagínate todo lo que hemos ido acumulando a nivel corporal durante tanto tiempo que no se ha sanado completamente.

Podemos ir al doctor y sanar algún aspecto físico, pero qué pasa con todo lo que un evento en particular ocasiona en nosotros, y en mucho niveles.

En cuanto a la Conciencia, es importante recordar, siempre, que ésta será la clave para evitar el estrés de la mejor manera y en cualquier ámbito.

De hecho, podría decirse que, todo estrés corporal, también puede llegar a generar estrés emocional y mental.

* Estrés Emocional

El estrés emocional es uno de los aspectos a sanar más interesantes.

Mientras fuimos creciendo aprendimos del mundo y sus códigos de conducta que la sociedad y la familia enseñan.

Nosotros llegamos a este mundo con una capacidad de sentir muy alta. Tan grande que, los adultos suponen que esta capacidad en un niño pequeño no existe y que es muy pequeña. Creyendo que las situaciones emocionalmente estresantes no llegan a afectar a un bebé, inclusive mientras está en el vientre materno.

Un bebé nace y la única emoción que pareciera experimenta es amor e inocencia. Estos sentimientos o sensaciones son extremadamente poderosas cuando uno las encarna en consciencia.

No obstante, nuestra capacidad de sentir emociones en el aspecto de la Conciencia sigue ahí, inclusive de adultos, pero igual se ha visto opacada por la inconsciencia de las etiquetas mentales y conclusiones equívocas.

* Aprendizaje 

Aunque de niños empezamos a aprender el lenguaje del amor con nuestros padres, alguno de ellos nos muestra que el amor es una negociación, que es condicionado. Y la sociedad nos muestra también lo mismo, que si queremos ser aceptados tenemos que entrar en cierta caja de aceptación.

Sin darnos cuenta, crecemos creyendo que no somos suficientes, que tenemos que hacer algo para merecer amor. Esto genera que nos pongamos máscaras para poder pertenecer y sentirnos arropados. La consecuencia de esto es un estrés que es agobiante, ya que entre tanta máscara no sabemos quienes somos en verdad.

El estrés emocional es muy fuerte, inclusive puedes ser mucho más fuerte que el estrés físico. Ya que lo emocional puede durar muchísimo tiempo en la persona y nublar la realidad de maneras sorprendentes. Imagínate lo que puede ocasionar en alguien el abandono, el rechazo, la separación, el juicio, la culpa, la soledad, la rabia, la impotencia, el miedo, etc.

Todas estas cosas pueden paralizarnos, hacernos sentir determinada emoción y en consecuencia, actuar sobre ellas. Es por eso que para evitar el estrés en el aspecto emocional, tenemos que volvernos más conscientes de las emociones a un nivel más profundo.

* Las etiquetas

Por desgracia, al no haber creado una sociedad con bases en Conciencia, todas las mentes, todavía inmaduras, empezamos a creer y a aceptar todo lo que nuestro entorno nos enseñaba.

No había el discernimiento claro entre lo que es verdad y mentira.

Por ejemplo, muchas de las emociones que experimentamos no son lo que según nuestra mente dice que son.

Esto que acabo de decir implica cierta madurez, a nivel Conciencia, para reconocer lo siguiente:

La única emoción que existe en todo el Universo es el Amor y sus diferentes matices.

Esto significa que si experimentamos algo diferente a esto, quiere decir, o no estamos en sintonía con las corrientes Universales del Amor o hemos creído una mentira como verdad.

Yo recuerdo que crecí con una energía que etiquete como “enojo” durante mucho tiempo, para darme cuenta, tiempo después, que esa energía era Pasión Intensa. Recuerdo exactamente el día en que mi mente mal-etiqueto la energía y toda la historia mental que le adjudiqué.

Fue fascinante darme cuenta que en verdad “Yo” nunca estuve enojado, lo que sucedió fue que mi mente-ego concluyó algo y le creí. Por lo tanto experimente las consecuencias de vivir esa etiqueta mental durante mucho tiempo.

Después de un tiempo la energía se purificó y pude reconocer la verdad detrás de una falsa conclusión(etiqueta).

Imagínate todo lo que hemos dejado de experimentar o tuvimos que experimentar por vivir en emociones con etiquetas erróneas.

Por eso la importancia de volvernos conscientes en todos los niveles. Habrá una mejora inmensa en el ser humano.

Descubre la llave para dejar de vivir en estrés
Ingresa al curso en video GRATUITO

CÓMO EVITAR EL ESTRÉS – Continuación…


H
abíamos hablado anteriormente, en la 1ª parte de éste artículo, que al estrés lo podemos separar en dos categorías, estrés externo y estrés interno. En este artículo empezamos a hablar de los diferentes niveles donde el estrés se puede dar. Estos son el mental, emocional, corporal e inclusive el espiritual o existencial.

Comentaba que dentro de ellos uno puede llegar a experimentar diferentes sub-niveles de estrés, donde puede surgir una mezcla entre varios de ellos, externos, internos y sus niveles.

En determinadas ocasiones podemos agregar otro aspecto a esto, dónde no solamente está el estrés individual, sino el estrés colectivo (grupo de 2 o + personas).

Hasta ahora he hablado del nivel corporal, el emocional y ahora seguiré con los últimos:

* Estrés Mental

Probablemente, este es uno de los aspectos más importantes para evitar el estrés si lo llegas a entender desde la manera más sabia y clara posible. Y es que la mayoría de las personas viven estrés mental y ni siquiera se dan cuenta de las consecuencias de vivir así.

La mayor parte de la población se la pasa viviendo en los pensamientos.  Todo el tiempo pensando acerca de todo.

No tenemos la más mínima idea de lo que el pensar ocasiona en nuestro sistema nervioso central, en lo emocional y en lo corporal.

El pensamiento puede generar energía o disparar una emoción dentro de nosotros. Es por eso que, cuando nuestra atención está nadando en el pensamiento, el estrés mental puede ser muy impactante.

Generalmente lo que pensamos no son pensamientos positivos, generalmente estos tienen cualidades negativas. Como el excesivo temor al fracaso, excesiva autocrítica, miedos, rencores, culpa.

Cuando uno vive estrés mental existe la dificultad de concentrarse y tomar decisiones. Los pensamientos repetitivos nos mantienen distraídos la mayor parte del tiempo.

No nos damos cuenta que, al estar viviendo la vida con las interpretaciones de los pensamientos, una parte de nosotros cree lo que nuestra mente dice y experimentamos las sutilezas de las cualidades del pensamiento.

* El impacto del estrés mental

Cuando el estrés mental se sale de control, podemos ver las causas en los diferentes niveles, por ejemplo:

  • Tratar a otros bruscamente
  • Incremento en el consumo de alcohol u otra sustancia
  • Dolores de cabeza
  • Ejercicio excesivo
  • Problemas para dormir
  • Energías negativas constantemente
  • Soledad
  • Inseguridad y muchas más.

Así que, puedes notar que lo mental puede llegar a afectar todos los niveles.

Una de las cosas más importantes que alguien puede llegar a descubrir es que, todo lo que pasa en nuestra vida externa, primeramente se vive dentro de nosotros.


Mucho de lo que nos pasa, primeramente lo filtramos en nuestra mente. En ella está el parloteo y el diálogo mental acerca de todo. Por lo que cada situación la analizamos o interpretamos en base a lo que creemos que es justo o injusto, bueno o malo, correcto o incorrecto.

Es por eso que a veces, nosotros vivimos internamente, nuestra interpretación de dicha situación. Y hay ocasiones que esto no tiene nada que ver con la realidad. Pero no podemos evitar el estrés que ocasiona dicha interpretación.

* El juego interno

En un instante pensamientos de desconfianza pasan por tu cabeza, ya que alguien que pasó cerca de ti detonó el pensamiento. Igual esta persona, por su aspecto físico, te recordó a alguien o algo que generó en algún momento la desconfianza. Pero en realidad, esa persona que pasó frente a ti es increíble, noble, amorosa y servicial.

Pero, al haber creído ese pensamiento, eso detonará un diálogo interno nada agradable y probablemente te haga sentir distante, con un sentido de protección y empezarás a recordar situaciones o personas donde te sentiste desconfiado.

Al grado que igual el estrés aumente tanto que nos sintamos ansiosos, con miedo y tengamos que huir o hacer algo. Esto si llega a un nivel más fuerte, a nivel físico podemos sufrir un ataque de ansiedad por algo que nunca existió.

Te das cuenta de esto, cuando se vive así, nos perdemos de ver la realidad tal cual es. Y todo esto se generó en el pensamiento y éste detonó una serie de eventos que nos hacen vivir algún tipo de estrés.

Así que, hay muchas cosas que experimentamos que no son nada agradables, que de hecho no es responsabilidad del mundo. Sino que es nuestra, nosotros somo responsables de cómo nos sentimos en la mayoría de los casos.

 

* Estrés Espiritual o Existencial

Este nivel de estrés, tiene que ver con lo que pasa dentro de nosotros a un nivel muy profundo. Ya que tiene que ver con el hecho de que existimos, de que estamos vivos, de que somos, de que estamos, de que experimentamos, que existe razón y consciencia.

Esto en la mayoría de los casos, éste es la piedra angular de todo lo que sucede en el mundo. La consecuencia de todo lo que está pasando en el mundo, es éste estrés interno. De hecho, éste es el inicio y final de todos los demás estreses.

Aquí es donde uno NO puede responder muchas preguntas e incógnitas de la existencia de la mente y alma humana.

Muy pocos son los que llegan a cuestionarse y a cuestionar todo lo que se cree que es verdad. No todos se atreven a hacerse preguntas de tipo existencial, ya que lo que implica puede ser nada agradable para la mente-ego creada.

No todos buscan respuestas o la verdad detrás de las cosas. Si tuvieras la oportunidad de indagar dentro de ti estos serían los caminos:

  • ¿Quién o qué soy?
  • ¿Qué hago aquí?
  • ¿Por qué soy cómo soy?
  • ¿Cómo es que terminé siendo “[nacionalidad]”?
  • ¿Cómo es que algunos piensan distinto a mí?
  • ¿Qué le da orden o caos al mundo?
  • ¿Cuál es la razón detrás de casa cosas que existe?
  • Etcétera.


Este tipo de preguntas te pueden dar una idea de la complejidad de saber que existes. Pero no hay consciencia de el porqué ni el para qué de saber que estas.


* La esencia

La esencia de todos es que saben que existen, pero dado que el dormir es muy profundo y no hay Conciencia, nuestro Ser se ha identificado con los pensamientos y ha creído ser ego y todo su sistema de creencias aprendido.

Al creer todo como verdad, sin cuestionar nada, vivimos las consecuencias de vivir en el mundo de la separación.

Cuando uno vive en la idea del ego, esto significa que uno está separado del resto. A nivel humano, a nivel naturaleza y a nivel existencia.

Es por eso que la idea de separación es lo que ha generado toda la violencia, interna y externa, en la historia del mundo.

No hay nada más agobiante que saborear al Infinito separado de nosotros. Genera soledad, impotencia, insuficiencia, miedo… porque la fuente de todo Amor nos ha abandonado y no nos ama porque no somos dignos o hicimos algo que ocasionó dicha ruptura.

Saber que existes y la soledad que genera esto, ante el Universo, está fuera de la comprensión humana. No entendemos la vida, la experiencias de vida, la naturaleza y su complejidad, el Cosmos en relación a nosotros, la historia humana, los actos humanos y mucho menos la muerte y la enfermedad.

Todo esto nos mantiene entre la espada y la pared, y si eres afortunado sufrirás la derrota de dicho acercamiento. Ya que la única solución a todo esto es buscar la manera de encontrar algo que te de dichas respuestas a tan complicadas preguntas.

* La búsqueda

Aquí es donde la vida empieza. Finalmente el corazón buscará el sentido del porqué existe, a como  lugar.

El corazón y el Alma humana harán todo lo posible por descubrir el misterio de la vida y de la razón de su existencia.

Detrás de todo lo que ves manifiesto, existe un motivo sagrado y perfecto. Mucha gente no se da cuenta de esto. La mayoría inconscientemente está perdida en el juego humano y se olvida del juego más importante; la Conciencia.

Si nuestro sentido de existir en conexión con el Todo fuera fuerte, no existirá dentro de nosotros nada que no sea divino y amoroso. Toda las emociones descendentes que provoca la inconsciencia desaparecerían por completo. Nuestro cuerpo se beneficiaría de todo el bienestar interno y externo al que está expuesto.

Si descubrieras que tu Verdadera Naturaleza y esencia es una con el Ser, no existiría dolor alguno. Ningún aspecto oscuro entraría a la luz radiante de tu interior.

Como dije anteriormente, primeramente todo pasa dentro de nosotros. Todo es interpretado dentro de uno y en uno experimenta lo que uno piensa y siente.

Si dieras un paso dentro de ti y tomarás distancia de los pensamientos, emociones y creencias, el resultado sería la Mente-Consciente.

La cualidad de observar con distancia cobraría realidad y ésta te permitiría dejar de vivir la realidad inconsciente del ego y el estrés que esto ocasiona. La relación con los pensamientos y emociones cambiaría para bien.

Por suerte, todos tienen el potencial de descubrir quiénes son realmente y no lo que han creído ser.

 

Déjate tocar por el dedo del Universo, permítete ser sostenido por la mano del Ser. Tu corazón recordará y sabrás el potencial de tu Verdadera Naturaleza.

MAGHAVAT

ESTRÉS GRUPAL


E
l estrés grupal tiene unas características bastante increíbles. Aquí es donde uno adopta las creencias y condicionamientos de otros. Esto da paso a juntarnos con gente de pensamiento semejante.

La mayor parte de la gente, podemos decir, que está dentro de un grupo social determinado. Ya sea por las creencias y condicionamiento de género, raza, estatus, gustos, religioso, familiar, etc.

La humanidad entera está dividida y distanciada entre todos sus integrantes, por estos condicionamientos aprendidos. Sin darnos cuenta, esto genera muchísimo estrés, por la inmensidad de energía que usamos para defender y sostener nuestras creencias.

Para darte un ejemplo, imagínate que una persona nace en un círculo social-familiar determinado. Esta persona aprende toda la estructura mental y emocional que sucede en dicho grupo. Sin importar si es bueno o malo, al fin y al cabo vivimos condicionados a la estructura mental aprendida.

Se puede ver esto en todas las edades y en cada aspecto de la vida. Tanto en lo político, el deporte, la educación, amistades, la música, la religión, etc.

Lo que sucede con esto es que, mucho del estrés que vivimos ni siquiera es nuestro. De hecho está relacionado con el estrés colectivo que aprendimos de determinada ideología o de pensamiento similar.


* La Inconsciencia Humana

Aquí es donde encontraremos el dormir del mundo. El mundo inconscientemente ha creado todo con bases en separación, competencia, avaricia, celos, duda, represión, miedo…  Sus integrantes actuan y ven por sí mismos, actuando de forma egocéntrica y el resultado es un mundo que vive en separación y falta de amor.

Todo esto lo vemos en todos lados y no nos damos cuenta. Rechazamos formas de pensar diferentes a la nuestra. Enjuiciamos y criticamos a los demás porque no se visten de determinada manera. Al no entender al otro y sus formas, damos un paso hacia otra dirección.

Rechazamos a otros por no darnos el amor que merecemos y nos enojamos con nuestros seres queridos porque no nos dan el amor que esperamos. Nos sentimos superiores haciendo a otros inferiores porque no tienen los gustos ni los talentos que nosotros tenemos.

Defendemos nuestro punto de vista y nos enojamos con alguien que no valora lo que nosotros valoramos.

Así que hay situaciones donde el estrés que ha sido activado ha sido influenciado por el condicionamiento social aprendido de sus integrantes. Estos reaccionando, conectando, caminando, interactuando, dialogando y creando con sus respectivas limitaciones inconscientes.

Uno de los ejemplos más claros y fuertes de esto. Ponte a pensar un momento y verás, sin importar dónde te encuentres y con quién, cada persona y grupo social tiene una idea de lo que significa ser feliz.

Lo que ocasiona es que, hacemos todo lo posible por ser felices pero acorde a lo que los demás nos dicen. Unos grupos sociales nos dicen que para ser felices tenemos que tenemos que tener éxito material. Otros nos empujan a que busquemos el éxito social y seamos famosos en el mundo del espectáculo. Etcétera.

Y es fascinante, porque la mayoría están totalmente erróneos, no saben nada acerca de lo que significa vivir felices. La felicidad tiene que ver todo con estar consciente y descansando y descubriendo tu propio Ser. Es el juego que solamente sucede dentro de uno, ya que lo externo nunca la dará.


EL PASO PARA EVITAR EL ESTRÉS

 

En resumen,cuando uno vive en Consciencia, lo único que alguien puede llegar a experimentar es gozo, amor, compasión, entendimiento y paz. Es por eso la importancia de darnos cuenta cuando no vivimos así.

Así que usaremos la imagen del artículo para mostrar de manera práctica el tema del artículo.

Imagínate que vas caminando por la calle en camino a tu trabajo y de repente pisas un chicle, popó o mierda o algo nada agradable.

Inmediatamente surge en nosotros una energía nada agradable. Se detonan pensamientos y notamos incomodidad. Teníamos puestos nuestros zapatos favoritos, ibamos elegantes y caminando deprisa por el parque.

En primer lugar, igual ibamos pensando y estábamos distraídos. Es por eso que no nos dimos cuenta por dónde pasábamos.

La manera en cómo la gente generalmente actúa ante un evento desagradable es fascinante. Con el ejemplo antes mencionado, uno empieza a quejarse y enojarse por que la popó estaba ahí. Inmediatamente empezamos a buscar culpables y maldecimos a la persona que no la quito o limpió.

Damos un paso más y culpamos al gobierno, a los impuestos, etc.

Después de no saber cómo filtrar la energía, seguimos el camino del enojo. Pero al no haber encontrado a alguien cerca de nosotros a quien escupirle todo esto nos empezamos a enojar con nosotros mismos.

Al estar tan estrados y ahora porque ya vamos tarde al trabajo. Nos desesperamos y surge la ansiedad, ya que el tiempo no alcanza. Algo tan pequeño detona tantas cosas que no vemos solución al problema. El sentimiento de derrota y enojo nos sobrepasa, nos decimos a nosotro mismos palabras muy fuertes.

* Sentido de víctima

El sentirnos víctimas de la situación y de la vida nos sobrepasa. “Porqué me pasa esto a mí. Siempre me pasan estas cosas. Soy un tonto, nunca aprendo. Hay algo mal en mi. Yo y mis defectos”.

Y el sentimiento de no ser perfecto y tener miles de imperfecciones está a flor de piel.

Por lo tanto nuestro sentido de existir se ha visto empañado por una nube negra muy desagradable.

Traslada el siguiente ejemplo a tu vida diaria, elige tus propios ejemplos y podrás descubrir en su profundidad todo de lo que te he estado hablando. No tienes que ser tu ejemplo, puede ser el de alguien que conozcas.

Al fin y al cabo, lo que muestro es una perspectiva. Es para que podamos tener una plataforma de entendimiento y entender el problema.

 

* El Poder de la Atención

En el ejemplo anterior podemos ver que si no hubiera sido el chicle o la popó, pudiera haber sido una enfermedad, romper una relación, alguna estafa, chocar el automóvil, perder la cartera, no tener dinero, etc.

La solución es muy sencilla. Simplemente has lo que tengas que hacer y listo.
Sin mirar atrás ni adelante. Tampoco darle vida a los pensamientos ni a nada de lo que pasa por nuestra mente.

Pudimos, simplemente buscar una hoja para limpiarnos. Buscar una tienda o un lugar donde lavar nuestra suela. Y seguir con la vida y continuar caminando al trabajo. Llegar tarde no es el fin del mundo.

Es no tomarnos nada personal, es caminar la vida como juego de exploración y abrirnos a ella. Si nos perdemos en los pensamientos es casi imposible ver soluciones a cualquier problema.

Así que,  decides cómo tomarte cada situación. Tienes el poder de dónde quieres poner tu atención. Si tu atención está en lo negativo, experimentarás negatividad. Si tu atención está en lo positivo, experimentarás cualidades de bienestar. Tu eres el creador de tu cielo o de tu infierno.

Aquí está la clave a vivir la vida que deseas y que te mereces.

No somos víctimas de lo que nos sucede. Es por eso la importancia de dar el paso más importante, “un paso sencillo para evitar el estrés“, concientizarnos.

Tu tienes la facultad de decidir cómo actuar y reaccionar en determinado momento. Eso nadie te lo puede dar ni quitar, eso es algo ya integrado dentro de nosotros.

Hemos pasado tanto tiempo en el “miedo”, en el “no soy suficiente”, en el “no puedo” que se nos ha olvidado el poder dentro de nosotros.

Cada situación se puede convertir en un regalo de agradecimiento y de belleza.


CONCLUSIÓN


E
n conclusión, después de todo lo que hemos visto hasta ahora, creo que puedes reconocer cuál es el paso a dar para evitar el estrés.

Cuando uno está consciente de todo lo anterior, es mucho más fácil ver que tiene uno que hacer o dejar de hacer para vivir más tranquilo y en armonía.

Ahora sí, busca la ayuda adecuada y sigue el camino del bienestar.

Recuerda, hay mucho potencial en la Mente-Consciente. Ésta es se convertirá la plataforma desde la cual experimentamos la vida.

En ti está el poder de decisión: el de vivir la vida de determinada manera. No descartes esto, ya que significa que, lo que sea que estés viviendo dentro de ti es tu responsabilidad. Tu tienes el poder de transformar tu interior.

“Siempre fuiste, eres y serás más que suficiente. Todo el tiempo has sido un ser bello, perfecto y completo.”

Pon tu atención en ti mismo(a).

Así finalmente podrás vivir una vida empoderada y sin condicionamientos. Ve en contra de todo lo que te aleja de vivir tu propia vida. Escucha tu corazón.

¡VÍVELA!

Descubre la llave para dejar de vivir en estrés
Ingresa al curso en video GRATUITO

¿Quieres recibir nuestras noticias y artículos antes de que estén publicados?
¡Suscríbete a nuestro Boletín!

>