5/51 Valoración

Nietzsche

(a través de la figura de Zaratustra) presenta al superhombre como el fruto de tres transformaciones por donde pasa el espíritu.

Aquí les presentamos el viaje del hombre, explicando de una manera muy bella las diferentes etapas por las que transita. Cómo pasa de ser espíritu a convertirse en camello, luego cómo pasa del camello a convertirse en león y luego como del león pasa a la transformación del niño. Y al final la unión de todas para que surja el Superhombre.

El camello:

Todo hombre es espíritu en esencia. A sus inicios su experiencia es tan pura e inocente, que el espíritu no está cegado por ninguna idea o concepto. De aquí se embarca a descubrir la vida, aprende ideas y condicionamientos que empiezan a dar forma a su actuar.

Aquí se da el simbolismo del camello, el cual representa a los que se disponen a obedecer ciegamente. Son los que sólo escuchan y tienden a arrodillarse y a recibir la carga que esto trae.

Totalmente dispuestos a soportar las obligaciones sociales por tratar de entender su lugar en su entorno. Obedecer sin más a lo valores que se presentan y se adquieren como creencias y adjudicarse dicho sistema de creencias como propio ya que es la base a la pertenencia en la sociedad. 

Hay personas que se quedan en este peldaño, pero para algunos hay más. Se abre la oportunidad de una transformación interesante, ya que el espíritu del hombre no puede vivir mucho tiempo de esta manera, si es que añora experimentar mucho más.

Entonces da paso a que el camello quiera más y busque la siguiente transformación, la del león.

El león:

El león no tolera que nadie le toque ni se inclina ante nadie para ser cargado. Simboliza por lo tanto al ser humano liberado de las cargas morales y sociales. Representa al rebelde, al que rechaza todos los valores tradicionales y busca nuevas formas más allá del status quo.

Su poder se consuma y se agota en el esfuerzo por buscar la contraparte a todo, descubre sus armas y un tipo de poder que desconocía. También reconoce su fuerza y las posibilidades de su independencia para crear su reino.

Aún con una faceta de descubrimiento de sí mismo muy diferente a la etapa anterior, se puede ver que todavía hay mucha resistencia y rigidez, inclusive puede haber violencia. De hecho, puede que no exista la gentileza y no hay una soltura verdadera.

El poder creador no ha llegado completamente a sí mismo, no ha surgido desde el espacio más puro, donde su propia y verdadera riqueza se encuentra.

El niño:

Después de esta etapa, el león también tiene la necesidad de transformarse, pero ahora en niño. En esta nueva transformación, él tiene que resurgir de una manera muy diferente. Se presenta superar su autosuficiencia y el sistema de creencias adquirido.

Esto supone un reto a lo construido, ya que significa vivir libre de prejuicios, aceptación y entendimiento. Parteaguas de una nueva percepción de sí mismo y del mundo.

El niño es inocente y es juego, pero también es creador. Sólo el niño consigue la espontaneidad de lo vivo, vive presente y en asombro. Está libre de prejuicios y puede crear nuevos caminos, igual antes no vistos. Se dispone a explorar el Juego de crear, dispuesto y abierto.

Se anima a decir sí a la vida, a lo que le rodea y a lo que está por llegar. No analiza ni conceptualiza, se lanza a la aventura y fluye con la vida.

Con la imagen del niño, Nietzsche está describiendo una faceta necesaria para poder llegar al Superhombre. Ésta surgirá cuando todas las facetas anteriormente explicadas se unifiquen. Las tres habrán sido trascendidas gracias a la naturaleza del Ser.

Entonces el Espíritu recordará su naturaleza infinita e indomable. Ya que habrá abrazado los tres peldaños, donde su ego habrá sido trascendido gracias a todas las experiencias que necesitaba para lograrlo.

El espíritu tuvo que voltearse a ver internamente para descubrir los regalos que aguardaban ansiosamente a ser reconocidos. La libertad y la transformación total se da por el hecho de que uno siempre está más allá de la dualidad.

Alguien que trasciende la ilusión, danza y se convierte en un arte divino con la vida. Una presencia capaz de transformar a todo en Amor.

La unión con la Conciencia dará vida al Superhombre; al Ser Divino y Despierto.

 

 

Post Recomendados:

5/51 Valoración
es Español
X
>