La Paciencia

Cuántas veces hemos estado deseando y esperando a ciertas cosas se den, ya sea dinero, una pareja, un mejor trabajo, salud, mayor claridad de qué deberíamos de estar haciendo, una mejor situación, esperando la inspiración, mayor abundancia, aumento de sueldo, una mejor posición, que todo fluya de una manera más armoniosa, que alguien cambie su forma de actuar o tome decisiones más acertadas, que uno cambie la manera de ser que ya no es tan constructiva, que tengamos mayor madurez espiritual, que pudiéramos despertar conscientemente al presente e iluminar nuestra mente-corazón con la sabiduría de la conciencia, tantas cosas que la mente lanza y desea…

Y a veces pareciera que nada está sucediendo, nada está pasando, nada está destinado a suceder.

¿Cuándo se dará lo que sueño, deseo y anhelo?

Inclusive a veces pareciera que a la vida no le importará tanto y que el Universo tiene tiempos diferentes, como si nuestro reloj y nuestro calendario de nuestra vida fuera diferente a los tiempos y al calendario del Maestro Tiempo.

Es increíble como la mente-ego funciona, la mente solo existe en el Pasado y en el Futuro, ahí se esconde, se puede esconder en todo tipo de deseos y anhelos, inclusive justifica lo deseado, porque me va a traer una mejor vida, me va a ayudar a ser mejor personas, mis deseos y las cosas que quiero vivir me van a dar la felicidad que anhelo vivir para mí y para los demás, una pareja me va a brindar acompañamiento y un amor que quiero vivir, más dinero y abundancia me darán mayor libertad y seguridad en mi experiencia a mí y a mi familia, el despertar y la claridad de conciencia me traerá mayor bienestar y propósito a mi vida.

Pudiera dar muchos ejemplos de todas las cosa que la mente lanza y constantemente quiere que se vuelva realidad. Mientras más clara nuestra mente se vuelve podemos ver como el ego se esconde inclusive en nuestros deseos más honorables y nobles, nublando y mostrando falsa humildad y amor.


El juego interno

Cuando empiezas el juego interno y empiezas a despertar a la cualidad de observar todo imparcialmente y sin identificación es cuando empiezas a ver las sutilezas que la mente-ego tiene.

Este artículo no es acerca de los deseos, las cosas que nos inspiran, el seguir el flujo increíble de la emoción hacia la creación y nuestra propia expansión en la cancha de la alegría, éste artículo es para darnos cuenta que sutilmente vivimos insatisfechos en diferentes áreas de nuestra vida, que las cosas que queremos a veces pareciera que no sucederán o que tardarán mucho o poco en que sucedan.

Nos podemos dar cuenta que a veces los deseos, los anhelos y la esperanza pudieran ser contra-productivos en nuestro camino para nuestra propia evolución ya que en una ego-mente que está tratando de crear una realidad diferente nos toparemos con la frustración, desesperación en inclusive podemos pasar por el sufrimiento.

Nuestra naturaleza eterna siempre ha estado completa, siempre a existido llena y vasta. En este instante Eterno nuestro interior no anhela ni desea nada, no quiere y tiene esperanzas de nada.

La plataforma interna de vivir la vida es desapegado a todo, des-identificado con la mente individual y carente. La mente siempre está deseándolo todo, quiere esto, quiere el otro, porque siente y cree que cuando se le den las cosas que esta pidiendo, entonces será feliz, se sentirá completa y encontrará lo que tanto ha buscado.

El juego parece nunca terminar, el sufrimiento y el dolor existe cuando uno no está claro de uno mismo y del potencial que existe en una mente que no se va con la corriente de deseos y fantasías.

Aquí entra un juego diferente, te puedes dar cuenta en tu propia experiencia así como yo me he dado cuenta de la mía, que a veces cuando no se da lo que quieres, es porque algo más importante es requerido en este momento para tu experiencia que lo que tu a veces crees que deberías de tener en este instante para sentirte o más pleno, amoroso y feliz.

Por ejemplo: muchos desearíamos tener una pareja, pareciera que ésta no llega, salimos con los amigos o las amigas a restaurantes, fiestas, etc., tratando de buscar a alguien. Y hay muchas personas que no están contentas con esto, porque el tiempo sigue su curso y la pareja ideal o deseada no llega o tu elige la situación por la que estas pasando y verás que tiene las mismas cualidades.

Pero que pasa, hay personas que nunca han estado solas por mucho tiempo, ¿cuántos de nosotros nos hemos tomado el tiempo de pasar tiempo a solas para descubrir el ser fascinante que uno mismo es?, ¿cómo tomarías esta situación si supieras que la persona que está destinada a llegar a tu vida está deseando a alguien que se conozca, qué sepa quién es, qué sea maduro internamente para no vivir adicto y necesitado del amor que según alguien más nos da?

Deseamos a alguien con ciertas cualidades, igual la otra persona está esperando a alguien con ciertas cualidades también, ¿cómo uno se pone listo para que tal evento suceda?. Inclusive si no se nos da lo que deseamos o que según merecemos, nos sentimos frustrados, incompetentes, no suficientes, que hay algo mal en nosotros que no vemos y que deberíamos de cambiar.

 

Entonces no tenemos ojos para ver lo que el presente nos está tratando de decir porque creemos que lo que necesitamos ahora es lo que nos servirá en nuestra vida.


Constantemente estamos revisando las cosas que suceden y checando dentro de nuestra mente el cuándo se dará lo que estoy esperando, es como si tuviéramos un ojo en la confianza y el otro ojo esperando y checando constantemente nuestra realidad a ver cuando se materializara lo que hemos deseado y no confiamos en la vida y últimamente ni en nosotros mismos.

Entonces se presenta un juego muy diferente al que estamos acostumbrados a caminar y a vislumbrar. Es el juego de estar rendidos a la vida, al Universo, es caminar confiado y a ciegas de todo lo que se nos presenta.

Se requiere dar un salto de total confianza al mundo y no tener piso donde caminar, es como si no tuvieras donde agarrarte, no tuvieras plataforma segura donde se dará la vida que quieres vivir.

Cuando uno salta a la vida sin esperar nada a cambio, cuando uno confía y se permite reconocer que todo lo que viene a nosotros, todo lo que sucede y no sucede dentro de nuestra realidad es Saber que todo es para nuestro mayor bien.

 

El Universo

Como vivimos inconscientes de la Sabiduría Divina del Universo, no confiamos, no nos permitimos no saber, no nos permitimos tomar un respiro de la mente deseosa y poder ver claramente todo lo que se nos está dando en este instante, el potencial es infinito.

Se nos puede estar dando un empujón a voltear dentro de nosotros y descubrir la sensibilidad de la conciencia, se nos puede estar llevando de la mano a una mayor claridad de cómo el universo funciona, se nos puede dar la oportunidad de volvernos más fuertes, honestos y auténticos con nosotros mismos.

Se nos puede estar dando la oportunidad de conocernos más para poder ser una persona de mayor calidad humana, podría ser que la vida nos está forjando a ser ese Ser que anhelamos ver en el otro, ser uno primero antes de pedir que alguien sea de cierta manera. Igual se nos está dando la oportunidad de empezar ese proyecto que tanto habíamos deseado crear, igual se nos está brindando el regalo de reinventarnos, o igual en un momento de oscuridad es darnos cuenta de la realidad que es esclavos de la mente-ego.

Hay cosas que no nos sirven, hay cosas que no nos ayudarán a expandirnos a volvernos más claros del juego que esta sucediendo en el Eterno Ahora. Hay cosas que nos ayudarán a un fluir más sabio y expandido de nosotros mismo y otras cosas que nada más están destinadas a mantenernos en la ignorancia y en nuestra cajita cómoda de conformismo mental.

Aquí se requiere la paciencia necesaria para cultivar la sabiduría, la paciencia sabia es la llave a todo éxito en la vida, es la llave de la puerta de la maravilla, de la conciencia y de la humildad con la sabiduría eterna del Universo, todo lo que sucede si abrimos los ojos nos ayudará a expandirnos y a aclarar nuestro interior hacia la percepción de lo infinita que es la vida.

Tanto que explorar, tanto que reconocer, tanto que saborear, tantos regalos que infinitamente se nos están dando a cada instante y solo así podremos ver y experimentar por lo que estamos pasando en este instante, que experiencia se nos está presentando, que tipo de juego se nos está invitando, que cualidades y sabores de experiencia la existencia nos está empujando a explorar, reconocer y despertar.

Al fin y al cabo todo está hecho para que nos rindamos y experimentemos el Amor infinito del Ser y reconozcamos en experiencia propia la sabiduría eterna de la Mente Cósmica. Confía que todo llega a su debido tiempo, todo se dará de las maneras menos pensadas y más mágicas si te permites no controlar tu vida y crearla en base a como según la mente cree que debería de ser.

Maravillas se encuentran en lo desconocido, magia espera a los que pacientemente esperan los flujos naturales de la vida.

Acepta que no todo lo que tu crees que necesitas es lo mejor para ti, descubre los tiempos del universo, escucha tranquilamente los designios de la Realidad Consciente, se paciente y descubre lo que la vida te esta mostrando, conviértete en alumno del mundo, solo así podrás llegar a ser Maestro del Cosmos.

~Sarkhan