0/50 Valoración

Paz y Prosperidad

¡Abre los ojos al regalo que te espera y disfruta!

Estamos en tiempos donde se recuerda que la paz y la prosperidad son sueños a alcanzar, pero se nos olvida que esto podría volverse en este instante, una constante realidad.

Para algunos(as) estas fechas son motivo para ir de vacaciones y salir de la rutina diaria del trabajo o la escuela, para otros son tiempos especiales para pasar tiempo de calidad con la familia, para otros son tiempos que nos pueden sacar del estrés del mundo moderno y poder saborear algo de paz y tranquilidad.

Para otros no significan tanto y son solamente días donde se puede generar un mayor flujo económico por el resultado del turismo u otro motivo, para otros es una época difícil, ya que no hay los recursos suficientes para poder brindar al prójimo o al amado eso que tanto deseamos dar. Algunos se encuentran solos internamente y otros externamente. Unos saborean riquezas materiales y otras emocionales, unos saborean pobreza interna y otros pobreza externa, etcétera.

Y aún así, en medio de todas las diferentes variedades de experiencias, se encuentra algo que por ser común en todos nos conecta; y es que, detrás de todo deseo y toda acción, está la esperanza de llegar a un lugar soñado, un lugar lleno de esperanza, donde la experiencia de amor, paz y prosperidad son un hecho.

Y sin embargo por falta de sensibilidad, creemos que esto solamente sucede en ciertos momentos y en ciertas circunstancias. Así mismo creemos que nuestras acciones que adoptamos solamente en esta época del año significan algo, y de hecho no significan mucho si solamente los valores más hermosos del corazón humano florecen por un tiempo definido.

Me encanta lo que sucede en estos momentos, y es que hacemos hasta lo imposible por dar, recibir y experimentar eso que en algún momento experimentamos. Te acuerdas la magia que se sentía cuando éramos niños, la posibilidad de lo imposible, el amor y el asombro al recibir un regalo debajo del árbol al despertar. Imagina que siempre fuera así, que cada día que te levantarás te esperara el regalo de que será mágico, increíble y único.

Se nos olvida que lo que tanto quisiéramos, la magia que deseamos, la prosperidad que añoramos y que la vida que como humanidad merecemos, no se encuentran en otro momento, no se encuentran cuando se den ciertas circunstancias; de hecho se encuentran siempre Aquí, Ahora, sin importar qué, sin importar cuando, siempre evidente y frente a todos nosotros, pero solo sucederá si nos permitiéramos realmente estar aquí y observar.

La paz está siempre aquí, el amor, el dar y el recibir puro sucede siempre en éste instante. Que no se nos olvide que cada momento y cada persona en él, es un obsequio del más allá que nos recuerda que todos somos parte de todos. Por eso el mayor regalo que puedes darte a ti y a los demás es que siempre vivas cada instante como si lo fuese todo, como si fuera el único que hay y que cada momento lo vivas lleno de amor y de bondad.

Por eso es muy importante que reconozcas que estos días hay un significado mayor y es que notes la invitación a que no olvides que se puede crear un mundo donde el dar, el amar y el vivir en paz, no solamente suceda unos cuantos días al año, sino que se convierta en una constante realidad, que cada día se una celebración con la familia y los amigos, que cada instante sea un regalo por abrir; abre el regalo que la vida tiene para ti, el Ahora, ya que en sí, este momento, ¡es un regalo de Dios para ti!

Felices fiestas. Gracias y disfruta al máximo.

Amor,

~ Maghavat

 

 

 

 

Post Recomendados:

0/50 Valoración
es Español
X
>