5/51 Valoración

La Salud

Es importante que pongamos mucha atención a lo siguiente, ya que en nuestros días están organizados para satisfacer ciertas áreas de nuestra vida, pero raramente la más importante. La mayor parte de nuestra atención está en que algunas de ellas estén completas o aunque sea estén cubiertas.

Ya sea que nos levantamos en la mañana para ir al gimnasio, o nos levantamos a tiempo para poder desayunar, organicemos nuestras citas de trabajo, viajemos a lugares muy distantes buscando algún negocio por cerrar, etcétera. Todas estas están destinadas para nutrir algo necesario para seguir caminando en la vida.

Buscamos la salud física a través del ejercicio y de comer bien, buscamos la salud mental y emocional a través de un buen libro, alguna obra de teatro, ir a la naturaleza, estar con nuestros seres queridos y muchas otras cosas más. Dado que nuestras vidas en la mayoría de los casos están siendo vividas desde la inconsciencia, desde una mente y corazón en conflicto, es muy probable que la salud en estas áreas no llegue a ser completa ni mucho menos constante.

El estado mental y emocional en el cual nos encontramos es resultado de nuestra programación interna, conformada por pensamientos y sus interpretaciones. Vivimos estresados ya sea en las relaciones, con alguna enfermedad física, algún impacto emocional por alguna situación, etc. Esto es algo que se va guardando en nuestro sistema nervioso central y muy rara vez llega a ser liberado, soltado y purificado.

Tener buenas relaciones esta bien y es muy saludable, hacer ejercicio y cuidar y amar nuestro cuerpo-templo es muy importante y de vital importancia, buscar cosas que nutran nuestros sentidos y nos ayuden con nuestro estado emotivo también es igual de importante, pero nada es más importante que la salud espiritual, ya que ésta es la raíz y la base de las demás experiencias.

Salud Espiritual

Es de vital importancia que adoptemos ciertas decisiones que lleven a un mayor bienestar. La salud espiritual es conectarte contigo mismo, en realidad y no en fantasía, es darte cuenta que tu ser anhela vivir libre de todo condicionamiento mental y así poder recordar lo que es vivir una vida en serenidad, tranquilidad y plenitud. Hemos olvidado el ingrediente más importante en la receta de la vida, “tú mismo”, ya que sin ti, la tu vida no podría estar sucediendo.

Así que, la manera en como te encuentras contigo mismo, será el primer hilo que se conecte con todas las demás experiencias, como le quieras llamar, con la pareja, el cielo, el árbol, el trabajo, con la computadora, caminando, comiendo, … lo que sea que elijas, tu eres el que se conecta e interactúa con toda las posibles experiencias que puedas experimentar. Así que tú brindas mucho a la mesa, tú traes contigo un regalo, tú mismo.

Así que si tomas la responsabilidad de tu interior, de tu conciencia y de tu propio bienestar, todas las demás áreas se verán impactadas por este hecho.


Normalmente nos enfocamos desenfrenadamente en buscar en el ejercicio un buen físico, para vernos bien y sentirnos aceptados, buscamos en el trabajar incesantemente llegar a una abundancia material que a veces nos hace menos sensibles y amorosos con nosotros mismos y los demás, creemos que una vez que tenga salud física y emocional con alguien, entonces podré estar en paz y podré ser feliz.

Esto nada más traerá conflicto, dependencias y miedos, ya que nuestra salud interior, necesita que cuando vayas al supermercado tengan 3 kg de paz y media ración de felicidad, pero qué pasa si no los han abastecido, entonces están no podrán estar en tu experiencia y entonces vendrá el dolor y el sufrimiento.

Es importante que le pongamos toda nuestra atención a nutrir nuestro interior, buscar alimento para el Alma, ver la manera de seguir explorando esos lugares internos de nosotros mismos que esperan ser descubiertos. Cuando internamente estás quieto y sereno, te das cuenta que todas las decisiones habían estado fundamentadas en buscar fuera de uno el amor, la felicidad y la paz, creyendo que éstas se encuentran depositadas en las personas, en la gente o en alguna situación.

Estar en la naturaleza fuera del ruido de la ciudad y del ruido mental, te da una probadita de lo que significa descansar en el mundo espiritual, cuando tu mente se detiene, y solo queda ese instante maravilloso, quieto, atentos y en asombro por lo hermoso que es estar atestiguando el Presente.

Si tienes salud espiritual, entonces podrás tener una plataforma que brindará mayor bienestar para las demás áreas de tu vida, ya que has llegado al lugar donde todos los caminos convergen. Camina sin forzar ni tratar de controlar nada, no pienses ni creas que:

“una vez que algo esté ordenado a mi manera, entonces podré estar en paz”.

Buscamos tener salud para estar bien, divertirnos y ser felices, buscamos tener relaciones amorosas para sentirnos aceptados y amados, buscamos el dinero para buscar seguridad y poder estar tranquilos, nos vamos de vacaciones para estar mentalmente estables y liberarnos de las cargas inconcientes, pero ahora te das cuenta que tu interior siempre ha albergado la paz, el gozo, la tranquilidad y el amor.

Así que ya no hay que buscar fuera de ti eso. Entonces verás la vida de una manera totalmente distinta y el potencial de ésta incrementará drásticamente, sin apegos, necesidades ni miedos, finalmente libre.

Sin salud espiritual no hay nada. Nutre y busca en tu interior, lo demás se dará naturalmente. Esta es la base para una vida, llena, completa y finalmente integrada.

No limites tu experiencia de vida con tan poco, descubre la fuente de toda experiencia, ama el ingrediente más importante de la receta de la vida, valora e invierte en lo más preciado que se te ha dado, Tú propio espíritu.

~ Maghavat

 

 

Post Recomendados:

5/51 Valoración
es Español
X
>