– Tolerancia

La palabra proviene del latín tolerantĭa, que significa ‘cualidad de quien puede aguantar, soportar o aceptar’.

Entre más te abres a tu propio camino y te empiezas a conocer. Te empiezas a dar cuenta que la guerra interna que uno tiene o ha caminado, es igual para todos, reconoces como todos de alguna manera están sufriendo una batalla ellos mismos. Puede ser en el amor, en lo espiritual, en las relaciones, en el trabajo, con la abundancia o el dinero, etc.

Todos a cierto grado están en algún conflicto. Como has empezado contigo mismo, te das cuenta que el permitirte y el no juzgarte hace que surja la cualidad de paciencia y una aceptación profunda, ya que proviene de un lugar más sabio y más sensible.

El amor respeta, el amor acompaña y el amor sostiene. Al aplicarlo a uno mismo, reconozco que ya no sirve la violencia y el conflicto, noto que cada quien esta haciendo lo mejor dentro de lo que conoce, entonces le damos la mano y nuestra presencia. Esto hace que nos sintamos escuchados, no juzgados y alentados a ser quienes somos, sin importar que. Toleramos todo, ya que sabemos que las acciones y las reacciones provienen de un lugar donde no hay amor ni entendimiento, pero eso no significa que no nos estemos dirigiendo hacia ahí.

Tolerancia es permitir, es aceptar la grandeza de todos sin importar su aparente actuar, ya que eso no quita que en cada situación y en cada comportamiento haya un regalo para mayor incondicionalidad.

– Amor

El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artístico, científico, filosófico, religioso). También es el afecto intenso que se puede tener hacia una persona, animal o cosa.

El Amor es la fuerza y la energía que mueve y dirige al mundo. Toda experiencia esta basada en amor. Gracias al Amor la naturaleza existe, gracias al Amor, vivimos y experimentamos la vida, gracias al amor tenemos el privilegio de Existir.

Esta fuerza es el motor de todo, el Amor puro, infinito e incondicional baña todo aspecto de vida. Hemos vivido limitados experimentando un amor tan pequeño y diminuto, ya que este ha sido filtrado por los aspectos inconcientes y carentes del ego.

Al haber creído que estamos separados, nuestros gritos desesperados por encontrar el Amor Verdadero han creado aspectos conflictivos dentro de nosotros mismos.

Creemos que el amor duele, que el amor es apego, que el amor es necesidad, que el amor es posesivo,… esto es mentira, el amor es libre, el amor es entrega, el amor es incondicional, permite y deja vivir, enseña y aprende, es humilde y veraz.

Nuestra falsa percepción del amor nos impide descubrir el verdadero amor, que siempre está dentro de uno. El Amor al ser puro, no puede ser tocado, no puede ser herido. El Amor es en sí siempre completo y no necesita nada para ser llenado. Entonces el disfrute crecerá, porque hemos regresado a la ternura amorosa de una mente que no vive más en necesidades. Todos son seres de Amor.

– Bondad

El término bondad, es un sustantivo abstracto, viene del latín “bonitas”, formado de “bonus” que significa “bueno” y el sufijo “-tat” que cambia al castellano como “dad” que expresa “cualidad”, por lo tanto, bondad es cualidad de bueno.

Bondad es la cualidad de bueno. Se identifica con la característica propia de las buenas personas. Es también la inclinación o tendencia natural a hacer el bien. Bondad se aplica al carácter de una persona, un objeto o una acción para indicar que es buena.

La naturaleza de hombre es hacer el bien, no hay nadie que no sea bueno. Algunas personas olvidan esto, ya que se han perdido en el laberinto mental del ego. La inconsciencia es la responsable de que olvidemos que somos seres bondadosos y amorosos.

Creemos a veces que lo que estamos haciendo es para el bien nuestro y para el de los demás, pero cuando no estamos concientes esta impulso natural de dar se ver filtrado por una posición mental de sostiene que “mi manera” es “la manera”. Ahí es cuando se transforma el deseo puro y se entinta por el filtro egóico de la mente. Todo ser es bueno, todo ser es merecedor de todo lo bueno.

La invitación es que veamos y sostenemos así a todos en nuestra vida.

– Fe

La fe (proveniente del latín fides) es la seguridad o confianza en una persona, cosa, deidad, opinión, doctrinas o enseñanzas de una religión. También puede definirse como la creencia que no está sustentada en pruebas, además de la seguridad producto en algún grado de una promesa.

La fe actualmente ha pasado a no tener sustento y pruebas, ya que la creencia sin Conciencia o sin experiencia, ha hecho que se haya perdido en estos tiempos.

Dado que la Fe busca creer en algo mayor y nosotros al no tener la experiencia directa de eso en lo que volcamos la fe, nuestras creencias son puestas a prueba, y esto trae el resultado de sentirnos confusos y a veces perdemos la esperanza y nuestra fortaleza interna.

La fe es el mayor regalo de humildad, ya que es el reconocimiento de que todo lo que hay, supera el entendimiento individual. La vida continuamente creando las circunstancias necesarias para que nuestro ego, que según lo sabe todo, se rinda ante la presencia infinita del Cosmos, lo magnánimo que es el Universo y la misteriosa Sabiduría que lo envuelve Todo.

Humildemente nos rendimos y nos hincamos ante todo lo que sobrepasa nuestro saber, dejamos ir la arrogancia y la soberbia porque internamente hemos visto que hay siempre algo más, algo de mayor sentido que da dirección a la vida.

Esto es un hecho, es obvio, no hay mayor prueba que la Existencia misma de este hecho. Una parte de nosotros lo sabe, lo escucha, lo intuye. Es verdad, ahora la fe podrá pasar a un término mayor y éste saber quitará el miedo, el juicio, el rencor, la duda, … ya que hemos notado que es verdad y la separación y falta de entendimiento se han quitado.

Camino acompañado y veo que todo es para mi mayor bien.
Me rindo y me abro ante la magnificencia del Infinito.


~ Maghavat

 

 

Post Recomendados:

es Spanish
X
>